7 reglas esenciales de la Ley de Propiedad en Condominio en CDMX

Si vives o quieres vivir en un condominio en la Ciudad de México debes saber que existe una ley que regula los derechos y obligaciones de los propietarios, poseedores, administradores y condóminos de este tipo de inmuebles. 

Se trata de la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal, que tiene por objeto garantizar una convivencia armónica, ordenada y segura entre los habitantes de un condominio.

Homie, te muestra a continuación las 7 reglas esenciales de la Ley de Propiedad en Condominio en CDMX, que debes conocer y respetar si vives o quieres vivir en un condominio en la capital del país. 

Renta una casa en CDMX

 

¿Qué es un condominio y cómo se constituye?

Un condominio es un inmueble cuya propiedad pertenece proindiviso a varias personas, que reúne las condiciones y características establecidas en el Código Civil para el Distrito Federal. 

Esto significa que cada propietario tiene un derecho exclusivo sobre una parte privativa del inmueble, como un departamento, una casa o un local, y un derecho común sobre las áreas y bienes de uso común, como los pasillos, las escaleras, los elevadores, los jardines, etc.

Un condominio se constituye mediante un acto jurídico formal que el propietario o propietarios de un inmueble instrumentan ante un notario público, declarando su voluntad de establecer esa modalidad de propiedad para su mejor aprovechamiento.

El notario expide la escritura constitutiva del régimen de propiedad en condominio, que contiene los datos generales del inmueble, la descripción de las unidades privativas y comunes, el porcentaje de copropiedad de cada propietario, el reglamento interno y los estatutos del condominio. La escritura se inscribe en el Registro Público de la Propiedad para que tenga validez legal.

7 reglas de la Ley de Propiedad en Condominio en CDMX

  1. Debes pagar puntualmente las cuotas ordinarias y extraordinarias que se establezcan para el sostenimiento, mantenimiento, conservación, reparación y mejora de las áreas y bienes comunes, así como las multas que se impongan por incumplimientos.
  2. Debes respetar y hacer respetar el reglamento interno y los acuerdos de la asamblea general, así como colaborar con la administración y el comité de vigilancia para el buen funcionamiento del condominio.
  3. Debes mantener en buen estado tu unidad privativa y no realizar modificaciones o ampliaciones que afecten la estructura, la seguridad, la estética o el valor del inmueble, sin la autorización previa de la asamblea general y de las autoridades competentes.
  4. Debes no realizar actividades ilícitas, molestas, insalubres, peligrosas o contrarias a la moral y las buenas costumbres en tu unidad privativa o en las áreas y bienes comunes, que alteren la convivencia, la tranquilidad o la seguridad del condominio.
  5. Debes informar a la administración y al propietario de tu unidad privativa, en caso de ser arrendatario, de cualquier daño, desperfecto o anomalía que se presente en el inmueble, así como permitir el acceso a tu unidad privativa para su reparación o inspección.
  6. Debes participar en la asamblea general, que es el órgano máximo de decisión del condominio, con voz y voto, según el porcentaje de copropiedad que te corresponda.
  7. Debes elegir y ser elegido como administrador, integrante del comité de vigilancia o representante del condominio, según los requisitos y procedimientos establecidos en el reglamento interno.

A la hora de buscar una casa o departamento en renta en CDMX, es necesario que conozcas estas normas.

¿Qué derechos y obligaciones tienen los propietarios y poseedores de un condominio?

Los propietarios y poseedores de un condominio tienen una serie de derechos y obligaciones que deben ejercer y cumplir de acuerdo con la ley, la escritura constitutiva, el reglamento interno y los acuerdos de la asamblea general. 

Algunos de los derechos más importantes son:

  • Usar, disfrutar y disponer de su unidad privativa, sin afectar el derecho de los demás condóminos o la seguridad y estabilidad del inmueble.
  • Participar en la asamblea general, que es el órgano máximo de decisión del condominio, con voz y voto, según el porcentaje de copropiedad que le corresponda.
  • Elegir y ser elegido como administrador, integrante del comité de vigilancia o representante del condominio, según los requisitos y procedimientos establecidos en el reglamento interno.
  • Recibir los servicios y beneficios que se generen por el uso y aprovechamiento de las áreas y bienes comunes, así como solicitar su mantenimiento y conservación.
  • Recibir la devolución de su depósito de garantía al finalizar el contrato de arrendamiento, siempre y cuando no haya adeudos o daños en su unidad privativa o en las áreas y bienes comunes.

Algunas de las obligaciones más importantes son:

  • Pagar puntualmente las cuotas ordinarias y extraordinarias que se establezcan para el sostenimiento, mantenimiento, conservación, reparación y mejora de las áreas y bienes comunes, así como las multas que se impongan por incumplimientos.
  • Respetar y hacer respetar el reglamento interno y los acuerdos de la asamblea general, así como colaborar con la administración y el comité de vigilancia para el buen funcionamiento del condominio.
  • Mantener en buen estado su unidad privativa y no realizar modificaciones o ampliaciones que afecten la estructura, la seguridad, la estética o el valor del inmueble, sin la autorización previa de la asamblea general y de las autoridades competentes.
  • No realizar actividades ilícitas, molestas, insalubres, peligrosas o contrarias a la moral y las buenas costumbres en su unidad privativa o en las áreas y bienes comunes, que alteren la convivencia, la tranquilidad o la seguridad del condominio.
  • Informar a la administración y al propietario de su unidad privativa, en caso de ser arrendatario, de cualquier daño, desperfecto o anomalía que se presente en el inmueble, así como permitir el acceso a su unidad privativa para su reparación o inspección.

¿Cómo rentar una vivienda en un condominio con ayuda de Homie?

Si quieres rentar una vivienda en un condominio en la Ciudad de México, te recomendamos que visites el sitio web de Homie, una plataforma que te ofrece las mejores opciones de departamentos en renta en CDMX, sin aval, sin fiador y sin investigación.

Homie es una empresa que te facilita el proceso de renta, ya que te permite encontrar el inmueble ideal para ti, con todos los servicios y amenidades que necesitas. 

Para rentar una vivienda en un condominio con Homie, solo tienes que seguir estos pasos:

  • Ingresa a la página web de Homie y elige la ciudad y la zona donde quieres vivir.
  • Filtra los resultados según tus preferencias de precio, tamaño, tipo de inmueble, número de habitaciones, etc.
  • Explora las opciones disponibles y selecciona la que más te guste. Puedes ver las fotos, la descripción, la ubicación y los servicios del inmueble, así como las opiniones de otros inquilinos.
  • Agenda una visita al inmueble y conoce el lugar en persona. 
  • Completa tu perfil en Homie y sube los documentos que se te soliciten, como tu identificación oficial, tu comprobante de ingresos y tu carta laboral. }
  • Firma el contrato digital y paga el depósito de garantía y la primera renta. Homie te enviará un correo electrónico con los datos de tu contrato y el recibo de tu pago.
  • Recibe las llaves de tu nueva vivienda y disfruta de tu nuevo hogar.
Renta una casa en CDMX

 

¿Qué beneficios tiene vivir en un condominio en CDMX?

Vivir en un condominio tiene muchos beneficios, tanto personales como colectivos, que debes conocer y aprovechar. Algunos de ellos son:

  • Seguridad: Vivir en un condominio te brinda mayor seguridad, ya que cuentas con sistemas de vigilancia, control de acceso, alarmas, cámaras, etc. 
  • Comodidad: Vivir en un condominio te ofrece mayor comodidad, ya que tienes acceso a servicios y amenidades que facilitan tu vida, como elevadores, estacionamiento, gimnasio, alberca, salón de usos múltiples, etc. 
  • Servicios: Vivir en un condominio te garantiza mayor calidad y continuidad en los servicios públicos, como agua, luz, gas, internet, teléfono, etc. 
  • Convivencia: Vivir en un condominio te permite tener una mejor convivencia con tus vecinos, ya que compartes áreas y bienes comunes, así como actividades y eventos sociales, culturales y deportivos. 
  • Rentabilidad: Vivir en un condominio te genera mayor rentabilidad, ya que tu propiedad se revalúa con el tiempo, debido a la plusvalía de la zona, el mantenimiento del inmueble, el desarrollo de la infraestructura, etc. 
areas valor ambiental cdmx
Áreas de valor ambiental en CDMX: un vistazo a las alcaldías más verdes

La Ciudad de México es una de las metrópolis más grandes y pobladas del mundo, con más de 9 millones Leer más

zonas plusvalia cdmx
Descubre las zonas de mayor plusvalía en CDMX

La Ciudad de México, una de las urbes cosmopolitas de América Latina, ha visto un notable incremento en la plusvalía Leer más

pago predial cdmx
Impuesto predial en Ciudad de México: ¿Qué es y cuánto se paga?

El impuesto predial es un tributo que grava el valor de todos los predios urbanos y rústicos en base a Leer más

pago servicios cdmx
Pago de servicios en Ciudad de México: ¿Dónde y cuándo?

Vivir en la Ciudad de México (CDMX) implica una serie de responsabilidades, entre las que se incluye el pago de Leer más

coliving cdmx
Coliving CDMX: Qué es y cómo seguir un espacio

El coliving es un concepto moderno que está redefiniendo la forma de vivir, especialmente en las grandes ciudades. En la Leer más

adaptarse mexico
Cómo adaptarse rápidamente al vibrante estilo de vida en México

Mudarse a un nuevo país, especialmente a uno con una cultura tan vibrante y diversa como México, puede ser una Leer más